El comité de empresa de la Fundación Hospital de Calahorra reitera sus denuncias ante las carencias del servicio de Urgencias

El comité de empresa de la Fundación Hospital de Calahorra ha denunciado en un amplio comunicado las carencias de las "nuevas Urgencias" de FHC tras su "inauguración oficial" el pasado día 21 de julio y ha asegurado que las fotografías distribuidas por el Gobierno regional-Consejería de Salud fueron "cocinadas" para engañar a la ciudadanía.
CALAHORRA FHC fachada entrada principal

Según dice, la “inauguración” pergeñada el pasado día 21 fue, obviamente, un acto de mera propaganda, pues el deficiente diseño del proyecto, la inadecuación de espacios, la ausencia de equipamiento y la falta de RRHH son palmarias. No en vano les impidieron el acceso a los medios de comunicación, precisamente para ocultar a los medios esa realidad.

Además de tal denuncia -que cree es un asunto de enorme interés social- el comité desvela que FHC afronta agosto y septiembre con una cartelera de trabajo en la que, a fecha de hoy, durante varios días sólo contará con un médico de Urgencias y otros días no se dispondrá de ningún cardiólogo ni radiólogo de plantilla. Ello es consecuencia de la crónica dificultad -para un hospital que permanece aislado del sistema- para reclutar profesionales a lo que se suma la incompetencia en materia de RRHH de la actual Consejería de Salud.

Finalmente, informa de que este jueves 30 de julio han sido abonados a la plantilla de FHC los salarios adeudados desde el pasado mes de febrero: de esta forma el Comité de Empresa de FHC no interpondrá la querella criminal contra la Consejera de Salud por la comisión de un delito de prevaricación administrativa al incumplir dolosamente -y vulnerando derechos fundamentales- la Ley de Presupuestos de La Rioja para 2020.

Dicha querella se habría extendido al resto de miembros del Patronato de FHC y al propio Consejo de Gobierno. El impago del incremento retributivo del 2% constituía una mezquina represalia contra la plantilla de FHC por la defensa del servicio público sanitario en la Rioja Baja y la denuncia pública de las deficiencias de la gestión política por la Consejería de Salud durante la pandemia de COVID-19. Este Comité de Empresa -que no se va a callar- había dado a la Dirección de FHC y a su Patronato un plazo que vencía el 31 de julio, para el pago de las cantidades adeudadas y evitar, de esa forma, la presentación de la señalada querella. Han sido satisfechas el 30 de julio

Comunicado íntegro

La Consejería de Salud intenta ocultar -en vano- su incompetencia tras vacua propaganda: tras la “inauguración oficial” de las “nuevas Urgencias” de FHC el pasado martes 21 de julio, organizada para engañar a la ciudadanía, la realidad cotidiana sigue la falta de medios y del equipamiento necesario para la prestación del servicio.

  • Por otra parte, FHC afronta agosto y septiembre con una cartelera de trabajo en la que, a fecha de hoy, durante varios días sólo contará con un médico de Urgencias y otros días no se dispondrá de ningún cardiólogo ni radiólogo de plantilla. Ello es consecuencia de la crónica dificultad -para un hospital que permanece aislado del sistema- para reclutar profesionales a lo que se suma la incompetencia en materia de RRHH de la actual Consejería de Salud.
  • Hoy han sido abonados a la plantilla de FHC los salarios adeudados desde el pasado mes de febrero: de esta forma el Comité de Empresa de FHC no interpondrá la querella criminal contra la Consejera de Salud por la presunta comisión de un delito de prevaricación administrativa al incumplir dolosamente -y vulnerando derechos fundamentales- la Ley de Presupuestos de La Rioja para 2020.Dicha querella se habría extendido al resto de miembros del Patronato de FHC y al propio Consejo de Gobierno. El impago del incremento retributivo del 2% constituía una mezquina represalia contra la plantilla de FHC por la defensa del servicio público sanitario en la Rioja Baja y la denuncia pública de las deficiencias de la gestión política por la Consejería de Salud durante la pandemia de COVID19. Este Comité de Empresa había dado a la Dirección de FHC y a su Patronato un plazo que vencía mañana, 31 de julio, para el pago de las cantidades adeudadas. Han sido satisfechas hoy.

Calahorra, 30 de julio de 2020

► Y los americanos pasaron de largo, cruzando -fugaces- Villar del Río, como un mal sueño. Y los vecinos, con la dignidad de quien ya está curado de espantos, retornaron a sus quehaceres de siempre, eso sí, con la carga añadida de tener que desmontar todo el atrezzo barato y tanto oropel vacuo como se había desplegado para tapar las miserias de su pueblo ante tan augusta visita, de la cual -casi inmediatamente- ya no quedó ni el mal recuerdo.

Tal era el argumento de la entrañablemente desoladora “Bienvenido Mr. Marshall”. Parecida comedia con tintes trágicos se ha revivido en el Hospital de Calahorra (FHC) el pasado martes, 21 de julio, con ocasión del aterrizaje de la Sra. Andreu, Presidenta del Gobierno regional, guardaespaldada por la Consejera de Salud, Sra. Alba, a la sazón Presidenta del Patronato de FHC, las cuales tuvieron a bien personarse sorpresivamente en el hospital de La Rioja Baja con largo séquito protector y estridente trompeteo para “inaugurar” las “nuevas Urgencias” de la FHC.

La aparición inauguradora de dichas autoridades(hay que ver para lo que ha quedado el viejo y honroso concepto de ‘auctoritas’) fue fugaz y cobardemente clandestina, avisadas como estaban, sin duda, de que si hubiera sido previamente conocida su corporeización en FHC habrían sido recibidas con el concierto de pitos que su escaso desempeño y mal trabajo se merecen.

► Sobre las obras de este recién inaugurado “nuevo Servicio de Urgencias” de FHC ya nos hemos extendido en ocasiones anteriores, la última vez mediante Nota de Prensa del pasado 29 de mayo (se adjunta de nuevo como recordatorio): la pura verdad es que se ha tratado de una oportunidad perdida al malgastar, en una remodelación torpe y cortoplacista que no sólo no mejora el servicio sino que impide la modernización del hospital, un dinero que debería haber sido destinado a la ampliación provechosa tanto del servicio de Urgencias como de las Consultas del centro para afrontar las crecientes demandas asistenciales de nuestra población de referencia en la Rioja Oriental. Para más inri, las obras se han desarrollado a trompicones, sin solucionar las manifiestas carencias del proyecto, acumulando un retraso de siete meses y -contrariamente a lo que pregonaron las autoridades inauguradoras el martes 21- al margen de las necesidades y sugerencias de los profesionales del centro (mienten cuando dicen lo contrario, y lo saben).

Alba ha perpetrado una auténtica “ñapa” propia de Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio (por seguir con los símiles extraídos de la cultura popular patria, a estos efectos rigurosamente descriptivos). No en vano los propios responsables reconocen en privado que se trata de “una mierda” (cita textual, en realidad suavizada al ser transcrita aquí, por respeto a los destinatarios de esta Nota de Prensa).

► Cómo sería “la cosa de la inauguración” que las autoridades aterrizantes a escondidillas el pasado martes 21 impidieron el acceso al acto a los medios de comunicación, obstaculizando la toma de imágenes, siendo el propio “Gobierno de La Rioja” quien monopolizó la distribución de algunas fotografías debidamente “cocinadas” junto con las habituales loas de autoalabanza. La realidad arroja un balance muy diferente: espacios sólo tabicados pero sin cerramientos, espacios asistenciales diseñados absurdamente en semicírculo y boxes enfrentados de forma que es imposible mantener la debida intimidad de los pacientes, espacios asistenciales elongados como churros que obligan a desplazamientos peligrosos e ineficaces, estancias para ingreso que son totalmente visibles desde los pasillos de acceso público que comunican con la calle, una “magnífica” previsión frente a la pandemia por COVID19 pues sólo se cuenta con un único box de infecciosos (en abril fue necesario habilitar seis con la capacidad de ingreso del hospital saturada)… esa es la verdad del desastre perpetrado por esta Consejería de Salud en el servicio de Urgencias de FHC. Súmense a ello boxes sin equipamiento, puertas de acceso a los boxes por las que difícilmente pasa una camilla (desde luego no sin cuidado y tras abrir ambas hojas, lo cual -obviamente- es lo “ideal” cuando se trabaja “urgentemente” y olé), falta de equipamiento (se les “olvidó” incluirlo en el presupuesto, sí, como lo oyen) de forma que tenemos que utilizar los carritos de instrumental como separadores entre los espacios de atención a los pacientes, no existen mamparas separadoras, los espacios carecen de sillas (no vaya a ser que algún ser humano necesite sentarse), han amontonado mobiliario de pacotilla que ha habido que “recuperar” de entre el que había sido desechado anteriormente, en los espacios de trabajo no se guarda la distancia de seguridad debida ante la COVID19, tampoco con los pacientes ni de estos entre sí, los cables se amontonan por el suelo porque no es posible enchufar los equipos informáticos a la red eléctrica ante la falta de puntos de acceso, no se ha hecho la evaluación de riesgos de los puestos, no existe la debida organización separando circuitos COVID-NO COVID, etc., etc.

Y ya que el Gobierno Regional ha censurado nuestra realidad impidiendo el pasado martes 21 la entrada de los medios de comunicación -del escaso respeto a los derechos fundamentales por la actual titular de la Consejería de Salud ya habíamos tenido noticia cumplida- lo hacemos público nosotros por deber cívico, y con mucho gusto. Sirvan estos dos botones de muestra:

1º.-Esta (Nº 1) es una de las fotografías distribuidas el pasado día 21 por el propio servicio de comunicación de nuestro actual Gobierno (como se ha indicado antes, no permitieron el acceso de los medios de comunicación).

Se ve que tanto Presidenta como Consejera ponen cara (al menos “ponen ojos”) de entender muy requetebién lo que sean que les están explicando. Si Uds. ven esta foto (DERECHA) sin referencia alguna pueden pensar que se trata una gran sala perfectamente equipada. No, ya nos gustaría: se trata de un espacio muy pequeño (la comitiva ocupa el excesivo pasillo de tránsito, no aprovechable asistencialmente) y a la derecha de la imagen unos poquitos metros cuadrados que deberían ser dos boxes de “REA” (Reanimación, espacio fundamental en una Urgencia) pero que carecían de la instalación y el equipamiento preciso para la monitorización y reanimación de los pacientes… por eso para hacer la foto pusieron una camilla ahí en medio (no es una cama, es una camilla de observación).

La VERDAD es otra: así estaba ese mismo espacio ayer, miércoles 29, por la tarde: una semana después de esa foto de “inauguración”, vacío:

 

2º.Segundo botón de muestra, imagen Nº 2, también “oficial”, distribuida por el propio Gobierno regional.

Claramente las ‘autoridades’ siguen con suma atención el (infructuoso) intento para que el maldito sillón funcionase; se aprecia que nuestras ilustres gobernantes son personas peritas en la materia y no se les escapa detalle de los entresijos de la alta tecnología sanitaria. La realidad es que esa “salita de los sillones” (para conocer sus dimensiones reales vean el plano, no se fíen de las imágenes que agrandan espacios a voluntad) es, en verdad, la “salita del único sillón” porque los tres azules que Uds. ven en esta fotografía gubernamental de la inauguración fueron transportados ex profeso aquel día a la Urgencia sólo para hacer esa foto, dos de ellos fueron retirados inmediatamente el mismo martes y devueltos a sus lugares de origen donde son necesarios de donde habían sido sustraídos para la propaganda gubernamental.

 

 

► La visita de nuestras autoridades, además de clandestina fue un visto y no visto: llegaron, estorbaron entorpeciendo el trabajo asistencial en curso y huyeron. Pero eso sí, su objetivo estaba claro: pidieron reclutar personal (y lo dijeron: les daba igual que fueran médicos que enfermeras que auxiliares, o figurantes de la calle si hacía falta) para grabarse en alegre camaradería ante las cámaras, a la norcoreana manera, invitación que fue declinada por los propios profesionales de Urgencias.

El mismo día, martes 21, la Dirección del centro se habían afanado en limpiar los espacios para recibir a las autoridades, ocultando las fealdades y enseres poco presentables (hasta llegar al extremo bufo de ocultar una cafetera del personal porque quedaba “feo”) y unos días antes habían retirado un sofá, un tanto deteriorado pero que había sido comprado por la plantilla. “Los americanos” tenían que ver que todo estaba limpito y aseado, aunque no sepan diferenciar un hospital de un huerto de alcachofas.

►La manipulación propagandística por este Gobierno y la actual Consejería de Salud no es nada nuevo, de hecho su acción gestora se limita a dicha actividad, algo que hemos padecido día a día durante el confinamiento y los peores momentos de la pandemia por COVID19: lo único que les preocupaba era la propaganda, el lucimiento y la exhibición de vanidades y autobombo aun cuando la plantilla de FHC sufríamos y nos las veíamos y nos las deseábamos para hacer frente a una situación desbordada, mientras afrontábamos las carencias tirando de profesionalidad, entrega, orgullo y vocación de servicio pese a la inoperancia -cuando no las zancadillas- de esta torpe Consejería de Salud. Circunstancias estas, debidamente acreditadas, que más pronto que tarde habrán de ser conocidas y evaluadas para que el fulgor de la verdad desvele cuál ha sido la auténtica realidad y el comportamiento de cada cual durante esta crisis, así como las responsabilidades consecuentes.

► A las carencias materiales y de equipamiento que venimos demostrando en esta Nota, es preciso añadir la grave falta de recursos humanos a todos los niveles y en todas las categorías profesionales.

Carecemos del personal necesario, tanto de Apoyo (celadores), como Auxiliares de Enfermería (sólo uno en turno de noche para toda la Urgencia), como enfermeras y médicos. Al problema endémico de FHC, que por su aislamiento no puede competir en la captación de profesionales, se suma la torpeza de la Dirección de FHC y la incompetencia de la Consejería de Salud, incapaces de reclutar al personal mínimo necesario mientras que el resto de servicios autonómicos de salud, más inteligentes y mejor preparados, ya se han provisto de los recursos necesarios: en ningún sitio se encuentra personal a estas alturas de verano, ni va a ser posible encontrarlo más tarde ante el panorama que se avecina.

Todo ello se ha agravado con la reciente marcha de profesionales de FHC, como consecuencia del maltrato sufrido y hastiados ante la ineficacia de los gestores políticos. Con la consecuencia directa de que, a fecha de hoy, ya se ha confirmado que en FHC sólo dispondremos de un único médico de Urgencias de turno los días 5 de agosto (Noche), 19 de agosto (Diurno), 20 de agosto (Diurno), 21 de agosto (Noche), 4 de septiembre (Noche), 5 y 6 de septiembre (Día), etc. Además de que ya en julio, como sucederá en agosto, hay días en los que no se dispondrá de cardiólogo (ninguno) ni radiólogo de plantilla. Esta es la realidad de la asistencia sanitaria especializada en la Rioja Baja más allá de cualquier propaganda.

► Finalmente, concluimos esta Nota de Prensa señalando que la denuncia de estas y otras carencias por parte de este Comité de Empresa tuvo, como consecuencia, la mezquina represalia consistente en negar, hasta la fecha, a la plantilla de FHC, el incremento retributivo del 2% (¡toda una fortuna!) establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado y la Ley de Presupuestos de La Rioja para 2020.

En vigor dichas normas desde finales de enero de 2020, el señalado incremento salarial, legalmente obligado, fue abonado a todos los empleados del sector público de La Rioja ya en sus nóminas del mes de febrero de 2020… con una única excepción: la plantilla de FHC.

Por ello, le dimos a la Dirección de FHC y a su Patronato, encabezado por la Consejera de Salud, un plazo que finalizaba con el presente mes de julio en curso, mañana, para que procediesen al abono de la cantidad adeudada poniendo fin a ese “castigo” ilegal que suponía, además, una flagrante vulneración de derechos fundamentales (y eso no es cualquier cosa).

El absurdo empecinamiento de la Consejería de Salud, buscando en vano amedrentarnos, constituía claramente -en nuestra opinión- un delito de prevaricación administrativa.

Por ello, de finalizar el presente mes de julio en la misma situación, habríamos interpuesto una querella criminal, ya preparada, contra la Consejera de Salud y el Patronato de FHC, extensible al propio Consejo de Gobierno de La Rioja. La cantidad adeudada ha sido abonada hoy, 30 de julio de 2020.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Enviar por email

Deja una respuesta

Radio Arnedo te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por PEVESA COMUNICACIÓN S.L. (Radio Arnedo) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH HISPANO (proveedor de hosting de Radio Arnedo). OVH HISPANO está ubicado en UE, en España país cuyo nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. política de privacidad de OVH HISPANO. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en radioarnedo@ondarioja.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: radioarnedo.com, así como consultar nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.